Cuidando el cuerpo: auto-masaje

Parece que, por fin, el otoño se hace sentir en esta parte del planeta. El clima se enfría, se vuelve húmedo y perfecto para ir hacia el interior, disfrutar de la calidez del hogar y acurrucarse bajo las mantas mientras saboreas un delicioso te. Una de mis prácticas de auto-cuidado favoritas. Pero esto no es lo que vengo a contarte aquí.

Con la luna llena en Tauro de esta noche, no se me ocurre mejor momento para volver a nosotras mismas, sentirnos, re-habitarnos y amarnos.

Por eso, hoy, te vengo a compartir sobre mi amor por los masajes. No hablaré sobre masajes profesionales (aunque los amo y los gozo profundamente), sino que te propongo disfrutar con el contacto con tu propio cuerpo, con tu piel, con nuestro hogar real que tantas veces olvidamos y descuidamos. Hoy te invito a masajearte a ti misma.

Reflexiona durante un instante… ¿Cuando fue la ultima vez que te tomaste el tiempo para sentir tu cuerpo? ¿y para tocarlo amorosamente? ¿con que frecuencia le agradeces por todo lo que hace a diario? ¿te has parado a pensarlo? ¿cuando escuchaste por ultima vez sus/tus necesidades? ¿recuerdas como se siente tu piel? ¿como huele? ¿como te sientes cuando tus manos acarician tu cuerpo? ¿que pensamientos surgen? ¿que emociones experimentas?…

Ahora, toma un aceite que te guste. Busca un lugar en el que te sientas cómoda y relajada. Un espacio sagrado a través del cual re-encontrarte con tu propio lugar sagrado. Puedes incluir velas, incienso, música… Respira profundamente durante unos minutos, mientras mantienes tu atención y tu intención en el aire entrando y saliendo a través de tu nariz. A continuación, comienza a deslizar tus manos por todo tu cuerpo desde tu pies. Hazlo muy suavemente, casi sin tocar. Como si una cálida caricia de aire tocase y despertase a su paso cada célula. Dando permiso a tu cuerpo para expresarse. Tócalo amorosamente. Sin juicio ni expectativa. Y date el espacio para reconocerlo en toda su amplitud, sin zonas prohibidas. Aprecialo y agradécele. Agradece a tus pies y a tus piernas por sostenerte y permitirte caminar. A tus caderas que te permiten danzar y gozar la vida. A tu vientre… a tus pechos… a tus manos… a tu cabeza… y deja que las palabras de gratitud hacia tu cuerpo surjan profundamente de tu interior mientras continuas masajeando cada zona conscientemente. Tomate el tiempo que sea necesario para ti. Sé amable con tu cuerpo y contigo misma. Y disfruta de cuidarte, gozarte, re-conocerte y amarte.

Feliz luna llena tribu!!!

Si te ha gustado y/o servido esta entrada, recuerda compartirla para que llegue a mas mujeres!

Y si quieres re-descubrirte y disfrutarte a través de más propuestas practicas, tips, rituales y dinámicas sencillas de auto-cuidado; te invito a acompañarnos en nuestro curso online de AUTOCUIDADO CICLICO.

Juntas, crecemos!!!

Meditación de luna nueva de Octubre

Hoy es Luna nueva. Una luna nueva muy especial para los hindúes, conocida como la celebración de Diwali, que significa “hilera de luces”. Es un día sagrado en honor a la luz y a la diosa Lakshmi… Diosa de la abundancia, de la belleza, de la prosperidad, del amor y de la armonía.

Durante cinco noches, iniciando con la luna oscura, cada hogar se convierte en un templo adornado con hileras de velas o luces que se prenden simbólicamente, como una forma de disipar la oscuridad y abrirse a continuar recibiendo las bendiciones de la Diosa durante los oscuros y fríos meses invernales.

Hoy, te traigo esta meditación que te ayuda a conectar con esta luna nueva, con la diosa en tu interior y con el templo que es tu cuerpo/hogar. Disfrútala!!!

Busca un lugar en el que te sientas cómoda y decóralo como gustes. Puedes incluir colores como el rojo o el dorado, monedas, conchas, cuencos, campanas, flores, incienso, frutos… cualquier símbolo que para ti se conecte con los atributos de este arquetipo femenino. Incluye también tres velas de te, para encender como símbolo de invitación de la luz y a la diosa.

Cuando lo tengas listo, siéntate cómoda y respira profundamente durante unos minutos. Siente el aire entrado a través de tu nariz y saliendo a través de tu boca con la exhalación. Con cada respiración siéntete mas tranquila, mas ligera, mas cómoda, mas conectada con tu cuerpo y tu interior. Continua respirando y permítete recapitular durante unos minutos todo aquello con lo que cuentas en tu vida… todo por lo que agradeces aquí y ahora… tu hogar, tus amigos, tu familia, la comida, los animales, la belleza que te rodea, el agua, la salud… permítete durante unos minutos crear esta lista mental de tus agradecimientos… y permítete también observar que va sucediendo en tu cuerpo a medida que conectas con esta energía de gratitud… solo respira y observa…

A continuación, inhala y exhala profundamente… inhalando por tu nariz y exhalando por tu boca… lleva tu atención a tu vagina… inhala a través de tu vagina… e imagínate inhalando una luz dorada de dulce aroma… En la exhalación, imagina como esa luz se expande por todo cuerpo, llegando a cada célula… De nuevo, inhala la luz a través de tu vagina… exhalala y expandela por todo tu cuerpo. Mantente con esta dinámica durante unos minutos, mientras te vuelves cada vez mas consciente de las sensaciones que esta luz provoca en tu interior.

Una vez mas, inhala y exhala profundamente. Abre tus ojos muy despacio, sin salir del estado meditativo en el que te encuentras. Enciende las tres velas mientras solo continuas respirando. Manteniendote presente, en quietud, en plena presencia. A continuación, inhala mientras observas las llamas de las velas… y en la exhalación, cierra tus ojos y lleva esta energía de nuevo adentro tuya a través de tu vagina. Inhala la llama de la vela y en la exhalación cierra tus ojos y llévala a tu interior. Mantente así durante unos minutos.

Para finalizar, cierra tus ojos y mantente en silencio y totalmente receptiva durante un tiempo. Agradece y agradecete por este momento.

Feliz luna nueva y feliz Diwali tribu!!!

Meditación de luna: Re-inicio

Los eclipses son momentos de re-inicios que nos permiten despertar o iluminar aspectos de nosotras mismas de los cuales no eramos conscientes. Con ello, logramos liberarnos de viejos patrones mientras avanzamos con aquello que impulsa nuestro camino de conciencia y crecimiento personal.

Hoy te invito a que te tomes un tiempo para bajar el ritmo y entrar en contacto contigo misma. Busca algún lugar en la naturaleza para pararte en silencio. Cierra tus ojos y respira en tu vientre durante unos minutos. Toma unas cuantas respiraciones lentas y profundas desde tu chakra raíz (periné) que te conecten con la energía de la tierra y lo femenino. Respira de nuevo, ahora desde tu coronilla y conéctate con el universo y lo masculino. A continuación, lleva la atención a tu corazón y respira desde ahí durante unos minutos mas. Permítete interiorizar y darte el espacio para escuchar las necesidades y mensajes de tu cuerpo, mente, emoción y alma.

Ahora, puedes continuar con los ojos cerrados y responderte mentalmente; o abrirlos, tomar papel y lapiz y dejar que tus palabras se escriban. Cualquier de las opciones que escojas, hazlo sin pensar, sin juicio, sin expectativa. Tan solo escribe o atiende a lo primero que surja.

¿Que aspectos de tu vida necesitas resolver o completar?¿Que emociones acumuladas y/o reprimidas piden ser liberadas?¿Que recursos posees en tu interior para ello?¿como integras tus sombras en tus luces?…

Hoy, te invito a darte la oportunidad de ser honesta contigo misma, de confiar, de re-descubrir en tu interior todo aquello que necesitas, de expandirte y de vivir desde tu potencial original!

Feliz luna y feliz eclipse!!

Meditación de luna: Pide un deseo

Esta noche es una noche muy especial. Tenemos luna nueva en cáncer y ademas estamos atravesando el portal del solsticio de verano. Para nuestros ancestros, era una noche mágica y llena de misterio, en la que se bendecían no solo las cosechas terrenales, sino también las espirituales.

Te invito a que esta noche, antes de dormir, tomes un vaso con agua entre tus manos con la intención de depositar en este tu deseo. Después, bebe lentamente el agua, permaneciendo con tu atención en cada sorbo. Siente el agua entrando en contacto con tus labios. Se consciente de su frescura, de su sabor, de las sensaciones que se despiertan en tu cuerpo mientras estas bebiendo y dejando que la información llegue a cada célula del mismo.

Si tienes la posibilidad, y te apetece, puedes añadir alguna planta fresca que potencie tu deseo o que, simplemente, así sientas por intuición. También puedes dejar tu vaso durante un tiempo al aire libre para que tu agua, sea potenciada por las energías de este momento.

Tras beberlo, ve a la cama, respira tranquila, inhalando y exhalando profundamente durante unos minutos. Permítete entrar en ese espacio interno de paz, bienestar, sabiduría y conciencia. Conéctate con tu corazón respirando conscientemente en éste. A continuación, recuerda tu pedido, hazlo consciente nuevamente y entrégalo. Entrégalo como si estuvieses en tu día encargando que te traigan algo de lo que estas segura que va a llegar (como cuando vas a buscar el pan y esperas que te lo traigan, con esa seguridad! :)) y quédate dormida con la sensación de que ya ha sido recibido. Siéntete agradecida porque así es.

Feliz luna nueva y noche mágica tribu!!!

Meditación para el tiempo de luna nueva

Son muchas las formas en las que podemos sintonizarnos con el ciclo lunar. Hoy vengo a compartiros un sencillo ritual para este tiempo de luna nueva u oscura.

La luna nueva nos invita a la limpieza, a la liberación y a la renovación. Nos ofrece un nuevo espacio vacío fértil en el que renacer, empezar de nuevo y renovar nuestros compromisos con aquello que se encuentra alineado con nuestro camino. Un espacio en el que servirnos a nosotras mismas y fluir en nuestras vidas.

Durante esta luna te invito a practicar el arte del sahumado como practica de limpieza, liberación y renovación. Solo necesitas un incienso, un puro de hierbas o un carboncillo y resinas, y un tiempo para ti.

Acomoda el espacio de forma que te sientas cómoda. Enciende las hierbas o el incienso y sitúate de pie sobre el mismo, con tus piernas y brazos abiertas, de forma que tu cuerpo asemeje una estrella de cinco puntas. Cierra tus ojos y respira lento y profundo durante unos minutos, mientras te mantienes recibiendo este humo sagrado. Si te apetece, puedes hacerlo mientras escuchas alguna música que te guste. Durante este tiempo, permanece atenta a tus pensamientos y sensaciones. Quizás en ellos, puedas encontrar alguna clave de aquello que necesita ser liberado. Solo mantente respirando profundo mientras observas sin ningún tipo de juicio y/o expectativa. Cuando sientas que ya es suficiente, toma un par de respiraciones bien profundas, mientras regresas a tu cuerpo plenamente consciente en el aqui y en el ahora.  Si te apetece, deja que el humo del incienso o sahumerio se termine a su ritmo, mientras impregna el espacio donde te encuentras para renovar su energia.

Cuando finalices, bebe un poco de agua o alguna infusión de hierbas mientras te permites reflexionar sobre este momento. Ábrete a recibir el nuevo ciclo.

Feliz luna nueva mujeres!!!