Huevo vaginal: ¿Perforado o sin agujero?

Llegamos a la ultima entrada de esta breve guía sobre como escoger tu huevo vaginal. Ya hemos hablado sobre los diferentes tipos de minerales, sobre los diversos tamaños de huevos que podemos encontrar y como elegir el adecuado en estos casos según nuestras necesidades. En esta nueva entrada, os invito a saber mas sobre las diferencias principales para mi, entre los huevos perforados y los huevos sin agujero.

Los huevos sin agujerear, además de que resultan mas fáciles de limpiar y mantener, podemos usarlos para trabajar con el aspecto de la geometría sagrada del huevo. Aunque inicialmente algunas mujeres pueden sentir el surgir de diferentes miedos con su uso ( ya que no cuenta con un cordón por el que podemos tirar para su extracción) resulta una practica muy bella en la que aprender a soltar, dejar ir y confiar en nuestro cuerpo y su/nuestra sabiduría interior. No hay forma de que el huevo vaginal “se pierda” adentro tuya (recuerda que trabajamos con el huevo ÚNICAMENTE en el conducto vaginal, un conducto que inicia en la abertura vaginal y cuyo tope es el cuello del útero) y tenerlo mas tiempo del recomendado tampoco va a provocarte un malestar.

Por otro lado, los huevos con agujero, pueden resultar más apetecibles cuando inicias este proceso por primera vez, ya que el poder incorporar un hilo a tu huevo para poder sacarlo, puede ayudar a tener menos miedos a la hora de tenerlo localizado y/o sacarlo. También es útil si queremos trabajar con pesas vaginales o para realizar algunos ejercicios de fortalecimiento y tonificación de nivel más avanzado.

Para mí, el hecho de incorporar un hilo para sacar el huevo cuando quieras, puede fortalecer la creencia inconsciente de no confiar en nuestro propio cuerpo y su/nuestras capacidades. Por eso te invito a que, aun cuando uses un huevo con agujero, no utilices el hilo para tirar y sacarlo de adentro tuya (o por lo menos te invito a que no lo hagas de forma rutinaria); ya que además de esto, si no lo utilizas de forma adecuada, estarás tirando en contra de la musculatura pélvica y esto, a la larga, puede provocar efectos contrarios.

Además, cuando introducimos el huevo vaginal, estamos iniciando un proceso de sanación, transformación y empoderamiento adentro nuestro, y en muchas ocasiones, no se trata de que no seamos capaces o que no sepamos sacarlo; sino que el proceso, todavía se esta llevando a cabo. A veces, el huevo, parece no querer salir y, en ese acto, puede estar mostrándonos algún tipo de apego. Por eso, te invito a que estés bien atenta a tu proceso, ya que puede estar mostrándote algo importante para tu crecimiento interior. Ademas, después de un tiempo de practica y re-conexión con tu cuerpo, aprenderás tu propia forma de liberarlo de forma segura y rápida.

Si te decantas por la opción de incorporar un cordón, asegúrate que el que escoges para el mismo, no sea molesto ni vaya a causar rozaduras u otros daños a la hora de introducirlo en tu vagina. También, de que esté hecho de un material que no sea toxico vía interna (como, por ejemplo, las siliconas plásticas) y que no sea absorbente (como el algodón) ya que afectará a la humedad natural de tu vagina, pudiendo ocasionar desequilibrios en la ecología de la misma. El que habitualmente suelo recomendar es el uso del hilo o seda dental.

Si te surgen dudas en este punto, recuerda que no hay un huevo correcto o incorrecto. Simplemente cierra tus ojos, conéctate con tu cuerpo, con tu vagina, y siente con cual de ellos te sentirás mas cómoda para empezar a realizar tu practica. Así de simple.

Usar esta joya intima de poder que son los huevos vaginales, es poner al mando a nuestro vientre y esa sabiduría ancestral que lo/nos habita. Así que, recuerda…

  • Elige un huevo yoni que te resulte bello.
  • Observa sus diferentes colores y déjate llevar por aquel con el que más resuenes en este momento.
  • Escucha a tu cuerpo y sus/tus necesidades.
  • Encuentra cual es el punto en que tú y tu huevo unificáis energías para una meta, intención o propósito común.
  • Escucha y ¡déjate escoger! Tal vez el cristal sea el que te encuentre y te llame.

Y tu… ¿Ya has encontrado a tu compañero cristalino?¿como has sabido identificarlo? ¿?te has dejado guiar por tu intuición o has seguido algún protocolo? ¿añadirías algo mas a esta pequeña guía? ¿te ha surgido alguna duda durante la lectura? ¿estas lista para regalarte tu joya intima, iniciar tu practica y obtener los múltiples  beneficios que ofrece para tu salud y bienestar integral? ¡Te agradezco cualquier comentario o aporte que gustes compartir! Recuerda que… ¡Juntas, crecemos!

Si te ha gustado y/o servido esta breve guía para elegir tu huevo, ayúdame a que llegue a todas las mujeres posibles compartiéndola!

Y si se ha despertado tu interés y te gustaría profundizar y aprender todo sobre los diferentes usos del huevo vaginal como herramienta de transformación, empoderamiento y sanación; te invito a acompañarnos en nuestro CURSO ONLINE: INTRODUCCIÓN AL USO DEL HUEVO VAGINAL.

Si quieres adquirir tu huevo vaginal, puedes hacerlo desde la TIENDA o escribiendo a femeninointegral@femeninointegral.com

Femenino Integral – Escuela online de transformación

4 comentarios en “Huevo vaginal: ¿Perforado o sin agujero?

  1. eve dijo:

    buenas!
    estoy buscando huevo y los q encuentro en mi pais todos tienen perforación para el hilo.
    Lei el comentario de que afecta la geoetria del cristal. mejor espero y compro una sin perforacion?

    • Femenino Integral dijo:

      Buen dia Eve!

      El uso del huevo perforado o sin agujero depende del uso que personalmente quieres hacer del mismo. Por ejemplo, si te interesa utilizar el huevo por las propiedades del mineral, no importa si este tiene o no agujero. O si quieres tonificar tu periné y tienes pensado acceder a prácticas avanzadas de tonificacion, quizás te interesa más conseguir un huevo perforado.

      Encuentra más información sobre ello AQUI

      Abrazo!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *