Cuidando el cuerpo: auto-masaje

Parece que, por fin, el otoño se hace sentir en esta parte del planeta. El clima se enfría, se vuelve húmedo y perfecto para ir hacia el interior, disfrutar de la calidez del hogar y acurrucarse bajo las mantas mientras saboreas un delicioso te. Una de mis prácticas de auto-cuidado favoritas. Pero esto no es lo que vengo a contarte aquí.

Con la luna llena en Tauro de esta noche, no se me ocurre mejor momento para volver a nosotras mismas, sentirnos, re-habitarnos y amarnos.

Por eso, hoy, te vengo a compartir sobre mi amor por los masajes. No hablaré sobre masajes profesionales (aunque los amo y los gozo profundamente), sino que te propongo disfrutar con el contacto con tu propio cuerpo, con tu piel, con nuestro hogar real que tantas veces olvidamos y descuidamos. Hoy te invito a masajearte a ti misma.

Reflexiona durante un instante… ¿Cuando fue la ultima vez que te tomaste el tiempo para sentir tu cuerpo? ¿y para tocarlo amorosamente? ¿con que frecuencia le agradeces por todo lo que hace a diario? ¿te has parado a pensarlo? ¿cuando escuchaste por ultima vez sus/tus necesidades? ¿recuerdas como se siente tu piel? ¿como huele? ¿como te sientes cuando tus manos acarician tu cuerpo? ¿que pensamientos surgen? ¿que emociones experimentas?…

Ahora, toma un aceite que te guste. Busca un lugar en el que te sientas cómoda y relajada. Un espacio sagrado a través del cual re-encontrarte con tu propio lugar sagrado. Puedes incluir velas, incienso, música… Respira profundamente durante unos minutos, mientras mantienes tu atención y tu intención en el aire entrando y saliendo a través de tu nariz. A continuación, comienza a deslizar tus manos por todo tu cuerpo desde tu pies. Hazlo muy suavemente, casi sin tocar. Como si una cálida caricia de aire tocase y despertase a su paso cada célula. Dando permiso a tu cuerpo para expresarse. Tócalo amorosamente. Sin juicio ni expectativa. Y date el espacio para reconocerlo en toda su amplitud, sin zonas prohibidas. Aprecialo y agradécele. Agradece a tus pies y a tus piernas por sostenerte y permitirte caminar. A tus caderas que te permiten danzar y gozar la vida. A tu vientre… a tus pechos… a tus manos… a tu cabeza… y deja que las palabras de gratitud hacia tu cuerpo surjan profundamente de tu interior mientras continuas masajeando cada zona conscientemente. Tomate el tiempo que sea necesario para ti. Sé amable con tu cuerpo y contigo misma. Y disfruta de cuidarte, gozarte, re-conocerte y amarte.

Feliz luna llena tribu!!!

Si te ha gustado y/o servido esta entrada, recuerda compartirla para que llegue a mas mujeres!

Y si quieres re-descubrirte y disfrutarte a través de más propuestas practicas, tips, rituales y dinámicas sencillas de auto-cuidado; te invito a acompañarnos en nuestro curso online de AUTOCUIDADO CICLICO.

Juntas, crecemos!!!

Curso online: Introduccion a la practica con el huevo vaginal

¿Quieres liberarte de traumas, patrones y/o heridas de tu memoria sexual?¿Deseas aumentar tu autoestima, confianza y amor propio?¿Quieres recuperar tu poder personal y acceder a tu sabiduría innata?¿Te gustaría re-descubrirte en todo tu potencial creativo, sensual, sexual?¿Tienes quistes, miomas, endometriosis, anorgasmia… y te gustaría acompañar tu sanación desde una mirada holistica?¿Necesitas tonificar tu periné o deseas tomar mas conciencia de tu genitalidad?¿Quieres re-conectar con tu sexualidad sagrada? 

En este taller, te invito a introducirte en las practicas del huevo vaginal bajo el “Sistema Yoni-life de crecimiento, empoderamiento, transformación y sanación con huevos vaginales”. Este sistema de sanación integral con huevos vaginales, es el resultado de mi practica personal y la experiencia adquirida facilitando y acompañando su uso a otras mujeres a lo largo de varios años.

Consiste en el uso intravaginal de diversos huevos de mineral, que son los que, según mi propia experiencia, actúan mas eficazmente sobre el patrón energético característico de la mujer en un momento dado. Su uso, combinado con una serie especifica de practicas; que aúna diferentes técnicas taoistas, manejo energético, danza y movimiento consciente, respiración y visualización, técnicas chamanicas, anatomía vivencial, yoni yoga… ofrece a cada mujer, la oportunidad de experimentar la sanación, transformación y/o crecimiento que necesita en su ahora.

Un viaje de ocho semanas para re-descubrir y liberar los tesoros ocultos de tu energía sexual femenina.

Puedes encontrar toda la información sobre el curso e inscribirte, haciendo clik AQUI.

Curso online: Autocuidado cíclico

¿Cuánto tiempo dedicas a hacer lo que amas y no lo que debes? ¿Cuándo fue la última vez que te tomaste un tiempo para ti, para disfrutarte? ¿Y la última vez que te paraste a sentirte, escucharte y observarte? ¿Cuál es el último momento en que fuiste consciente de tu respiración?

Es posible que para muchas de nosotras, esa última vez en la que fuimos cuidadoras de nosotras mismas  se haya perdido tan lejos que ni siquiera recordamos cuando. Y es que, actualmente, lo mas habitual es encontrarnos viviendo en piloto automatico, inmersas en un frenetico ritmo y haciendo malabarismos para atender a todos nuestros “tengo que”.

Es muy fácil para nosotras las mujeres, caer inmersas en nuestro rol de cuidadoras, sobre-esforzándonos, ignorándonos y postergando nuestras necesidades, nuestra salud y bienestar, y nuestro disfrute y satisfacción propia en favor del otro.

El auto cuidado es una práctica que implica la auto mirada, el autoconocimiento, el auto-reconocimiento, la autogestión, el sostén y la responsabilidad para con una misma. Esto implica una serie de prácticas que nos llevan al auto disfrute y beneficio personal. Practicas, que en la mayoría de los casos, caen en el abandono por la censura inconsciente/consciente de nuestros modelos de aprendizaje; llevándonos a experimentar culpa, frustración, agotamiento, resentimiento…

Durante estos 28 días, te invito a que caminemos juntas por esta senda del auto cuidado. Una senda en la que compartir, inspirarnos y re-conectar con nuestro cuidado, respeto, sostén y nutrición. Un círculo de mujeres virtual en el que sostenernos para dar nuestros primeros pasos o continuar avanzando un poquito mas. Un espacio en el que podamos devolvernos la mirada, fluir y sentir. Una oportunidad para re-conocernos, disfrutarnos y amarnos plenamente.

¿Como funciona?

Durante los 28 días, recibirás una sencilla acción diaria invitándote a re-conectarte contigo misma profundamente. Te propondré diversas dinámicas para escucharte, cuidarte, mimarte, observarte, respetarte, atenderte, amarte… enfocadas en las diferentes necesidades y energías que experimentamos a lo largo de nuestro ciclar. Pequeños pasos que te ayudaran a colocarte en el centro de tu propia vida. Un camino de cuidado físico, emocional, mental y espiritual hacia tu bienestar integral.

Te agregare a un grupo exclusivo de facebook desde el cual haremos circulo de sosten; y en el cual compartir, inspirarnos y observarnos.

Puedes compartir tus grandes logros diarios compartiendo una imagen  diaria con el hashtag #retodeautocuidadociclico en tus redes sociales.

Ademas, tras finalizar los 28 días, aquellas que hayan compartido sus imágenes diarias de logro con el hashtag #retodeautocuidadociclico, entraran en el sorteo de una sesión individual conmigo, en la que poder profundizar y avanzar un paso mas en su auto-cuidado y en su ciclicidad.

¿Que vamos a hacer?

  • Aprenderemos a apreciar y reconocer nuestros cuerpos, nuestras necesidades y deseos.
  • Descubriremos que es el autocuidado para nosotras y que dificultades, creencias o patrones surgen al acercarnos al mismo.
  • Crearemos una intima relacion con nuestro ser interior.
  • Exploraremos el camino del amor propio como fuente de salud y bienestar.
  • Valoraremos el tiempo de autocuidado como un espacio de placer.
  • Experimentaremos con diversas herramientas para cuidarnos y nutrirnos a todos los niveles: fisico, emocional, mental y espiritual.
  • Exploraremos el autocuidado en base a nuestro ciclar.
  • Aprenderemos sobre como gestionarnos emocionalmente.
  • Profundizaremos en nuestro autoconocimiento y crecimiento personal.
  • Renovaremos nuestra energia para renacer plenas y llenas de vida.
  • Y sobretodo, vamos a gozarnos, amarnos y respetarnos!

Si quieres que el auto-cuidado deje de ser una obligación y se convierta en algo lleno de disfrute y placer, este reto es para ti! ¡¡¡Nos vemos dentro!!!

INICIA EL 3 DE NOVIEMBRE

Si prefieres realizar el pago por transferencia o western union escribeme a femeninointegral@femeninointegral.com y te facilitare todos los datos.

Importe: 28€

Para ver próxima fecha de inicio, pincha AQUI

PARA MAS INFORMACIÓN: FEMENINOINTEGRAL@FEMENINOINTEGRAL.COM

Reto gratuito: 28 días de educación menstrual

En nuestra cultura hablar de menstruación, sexualidad o cualquier otro proceso relacionado con lo femenino suele ser un tema tabú.En las escuelas y en casa, se nos ha instruido en como sobrevivir a nuestro ciclo menstrual pero no se nos facilita una educación o acompañamiento sobre este importante rito de paso.

Solo por citar y desmitificar algunas de las muchas instrucciones que podemos recibir: menstruar es mas que saber usar una compresa o un tampón, menstruar es mucho mas que “sólo” un proceso fisiológico explicado en un obsoleto libro de biología, nuestro ciclo menstrual abarca mas que saber cuando debemos cuidarnos para no embarazarnos, nuestra sexualidad va mas allá del mero acto sexual y de lo que “podemos/debemos” esperar de este…

La educación menstrual/sexual incluye conocer, no solo el aspecto físico-biológico de nuestra anatomía sexual, sino también los pensamientos, las emociones, la sexualidad, los cambios corporales, la intuición, la espiritualidad, las necesidades sociales… en todas sus variantes arquetípicas.

Y eso es lo que te propongo durante este Reto gratuito de 28 días de educación menstrual. Un espacio diario de acompañamiento menstrual/sexual con breves perlas de sabiduría femenina en forma de preguntas que te invitan a reflexionar y crear una relación de intimidad y seguridad contigo misma, para que puedas empezar o continuar transitándote en confianza en todas tus dimensiones, empoderarte y re-conocerte en todo tu potencial.

Que las mujeres nos re-conozcamos en nuestro ciclo menstrual/sexual, nos permite salir de la cadena de desinformación, miedo, tabú, juicio y culpa que se ha depositado sobre nuestros cuerpos. Nos acompañas?

¡Inscríbete y síguenos en las redes sociales para formar parte de nuestra TRIBU VIRTUAL y participar GRATIS en este reto!

Ademas recibirás contenido exclusivo de alto valor, novedades, promociones, inspiración, recursos gratuitos…

Ayúdanos a llegar  a todas las mujeres posibles compartiendo esta publicación en tus redes sociales. Recuerda que… ¡¡¡ Juntas, crecemos!!!

Femenino Integral: Escuela holistica de transformación.

Huevo vaginal: ¿Perforado o sin agujero?

Llegamos a la ultima entrada de esta breve guía sobre como escoger tu huevo vaginal. Ya hemos hablado sobre los diferentes tipos de minerales, sobre los diversos tamaños de huevos que podemos encontrar y como elegir el adecuado en estos casos según nuestras necesidades. En esta nueva entrada, os invito a saber mas sobre las diferencias principales para mi, entre los huevos perforados y los huevos sin agujero.

Los huevos sin agujerear, además de que resultan mas fáciles de limpiar y mantener, podemos usarlos para trabajar con el aspecto de la geometría sagrada del huevo. Aunque inicialmente algunas mujeres pueden sentir el surgir de diferentes miedos con su uso ( ya que no cuenta con un cordón por el que podemos tirar para su extracción) resulta una practica muy bella en la que aprender a soltar, dejar ir y confiar en nuestro cuerpo y su/nuestra sabiduría interior. No hay forma de que el huevo vaginal “se pierda” adentro tuya (recuerda que trabajamos con el huevo ÚNICAMENTE en el conducto vaginal, un conducto que inicia en la abertura vaginal y cuyo tope es el cuello del útero) y tenerlo mas tiempo del recomendado tampoco va a provocarte un malestar.

Por otro lado, los huevos con agujero, pueden resultar más apetecibles cuando inicias este proceso por primera vez, ya que el poder incorporar un hilo a tu huevo para poder sacarlo, puede ayudar a tener menos miedos a la hora de tenerlo localizado y/o sacarlo. También es útil si queremos trabajar con pesas vaginales o para realizar algunos ejercicios de fortalecimiento y tonificación de nivel más avanzado.

Para mí, el hecho de incorporar un hilo para sacar el huevo cuando quieras, puede fortalecer la creencia inconsciente de no confiar en nuestro propio cuerpo y su/nuestras capacidades. Por eso te invito a que, aun cuando uses un huevo con agujero, no utilices el hilo para tirar y sacarlo de adentro tuya (o por lo menos te invito a que no lo hagas de forma rutinaria); ya que además de esto, si no lo utilizas de forma adecuada, estarás tirando en contra de la musculatura pélvica y esto, a la larga, puede provocar efectos contrarios.

Además, cuando introducimos el huevo vaginal, estamos iniciando un proceso de sanación, transformación y empoderamiento adentro nuestro, y en muchas ocasiones, no se trata de que no seamos capaces o que no sepamos sacarlo; sino que el proceso, todavía se esta llevando a cabo. A veces, el huevo, parece no querer salir y, en ese acto, puede estar mostrándonos algún tipo de apego. Por eso, te invito a que estés bien atenta a tu proceso, ya que puede estar mostrándote algo importante para tu crecimiento interior. Ademas, después de un tiempo de practica y re-conexión con tu cuerpo, aprenderás tu propia forma de liberarlo de forma segura y rápida.

Si te decantas por la opción de incorporar un cordón, asegúrate que el que escoges para el mismo, no sea molesto ni vaya a causar rozaduras u otros daños a la hora de introducirlo en tu vagina. También, de que esté hecho de un material que no sea toxico vía interna (como, por ejemplo, las siliconas plásticas) y que no sea absorbente (como el algodón) ya que afectará a la humedad natural de tu vagina, pudiendo ocasionar desequilibrios en la ecología de la misma. El que habitualmente suelo recomendar es el uso del hilo o seda dental.

Si te surgen dudas en este punto, recuerda que no hay un huevo correcto o incorrecto. Simplemente cierra tus ojos, conéctate con tu cuerpo, con tu vagina, y siente con cual de ellos te sentirás mas cómoda para empezar a realizar tu practica. Así de simple.

Usar esta joya intima de poder que son los huevos vaginales, es poner al mando a nuestro vientre y esa sabiduría ancestral que lo/nos habita. Así que, recuerda…

  • Elige un huevo yoni que te resulte bello.
  • Observa sus diferentes colores y déjate llevar por aquel con el que más resuenes en este momento.
  • Escucha a tu cuerpo y sus/tus necesidades.
  • Encuentra cual es el punto en que tú y tu huevo unificáis energías para una meta, intención o propósito común.
  • Escucha y ¡déjate escoger! Tal vez el cristal sea el que te encuentre y te llame.

Y tu… ¿Ya has encontrado a tu compañero cristalino?¿como has sabido identificarlo? ¿?te has dejado guiar por tu intuición o has seguido algún protocolo? ¿añadirías algo mas a esta pequeña guía? ¿te ha surgido alguna duda durante la lectura? ¿estas lista para regalarte tu joya intima, iniciar tu practica y obtener los múltiples  beneficios que ofrece para tu salud y bienestar integral? ¡Te agradezco cualquier comentario o aporte que gustes compartir! Recuerda que… ¡Juntas, crecemos!

Si te ha gustado y/o servido esta breve guía para elegir tu huevo, ayúdame a que llegue a todas las mujeres posibles compartiéndola!

Y si se ha despertado tu interés y te gustaría profundizar y aprender todo sobre los diferentes usos del huevo vaginal como herramienta de transformación, empoderamiento y sanación; te invito a acompañarnos en nuestro CURSO ONLINE: INTRODUCCIÓN AL USO DEL HUEVO VAGINAL.

Si quieres adquirir tu huevo vaginal, puedes hacerlo desde la TIENDA o escribiendo a femeninointegral@femeninointegral.com

Femenino Integral – Escuela online de transformación

Huevo vaginal: ¿Que tamaño uso?

En entradas anteriores ya hemos visto lo básico a la hora de escoger tu huevo vaginal y también que características o cualidades poseen los minerales mas adecuados a la hora de trabajar de forma intravaginal.

Para continuar con esta breve guía, en esta entrada vamos a hablar sobre los diferentes tamaños de huevos yoni y cuales de ellos pueden ser mas útiles para nosotras según nuestra situación y necesidades.

Existen principalmente tres tamaños diferentes de huevo vaginal: grande, mediano y pequeño (aunque esto también puede variar dependiendo del distribuidor). Su diferencia de uso dependen de la condición especifica de la mujer: si ha tenido hijos físicos por parto vaginal, dependiendo de como está de fuerte y tonificado su suelo pélvico, si ha sufrido episiotomía, si tiene falta de lubricación…

Por lo general, y aunque puede parecer contradictorio, se recomienda iniciarse en el uso del huevo de mayor tamaño y, a partir de ahí, y a medida que los músculos de tu periné se tonifican y aumentan su habilidad, ir reduciendo el tamaño del mismo. Cuanto mayor es el huevo, mas fácil nos resultara poder sentir como nuestros músculos lo agarran. Aunque también es mucho mas probable que si te pones de pie, se caiga de forma muy fácil (para iniciar la practica se recomienda estar tumbada y/o sentada) o que puedas mantenerlo por largos periodos de tiempo.

Los huevos mas pequeños se recomiendan para practicas avanzadas en las que ya se cuenta con una mayor habilidad muscular. Aunque también es una buena opción cuando sufres de hipertonía de suelo pélvico (en este caso se requiere de una practica acompañada), si has sufrido una episiotomia, sufres de falta de lubricación…

Estos son los tamaños habituales que puedes encontrar:

  • Tamaño grande: 50mm x 38mm aprox.
  • Tamaño mediano: 40mm x 30mm aprox.
  • Tamaño pequeño: 30mm x 20mm aprox.

Si te surgen dudas a la hora de escoger el tamaño, el mas usado habitualmente es el tamaño mediano. Y también puedes encontrar algunos packs en los que se incluyen los tres tamaños para que puedas iniciar por el que tu consideres, adaptando tu practica y/o variando su uso según lo sientas necesario.

Otra forma de saber cual puede ser el tamaño adecuado para ti, es introducir tu dedo indice adentro de tu vagina y ver hasta donde este puede entrar. Dependiendo de cada mujer, puedes ser capaz de introducir tu dedo completamente ( y aun no alcanzar tu cervix ), introducirlo mas allá de la segunda articulación o llegar hasta justo esta o poco mas de la misma. Si a continuación mides tu dedo y comparas esto con los tamaños que te he facilitado mas arriba, puedes tener una idea bastante clara de que huevo usar para que tu vagina no sienta molestias.

De la misma manera, si introduces adentro de tu vagina tu dedo corazón e indice, y una vez dentro, los separas formando una “V” puedes hacerte una idea de como de elástica y tonificada esta tu musculatura del suelo pélvico. Si ademas, una vez retiras los dedos de tu vagina, mides la distancia que pudiste separar tus dedos  adentro sintiéndote cómoda, también puedes obtener el otro dato para decidir el tamaño adecuado a tu huevo vaginal.

Recuerda mantenerte escuchando muy atentamente a tu cuerpo, sin entrar en juicios y/o expectativas y dejándote guiar por tu intuición.

Te recuerdo que si estas interesada en saber mas sobre los diferentes huevos vaginales y sus diferentes formas de uso como herramienta de transformación, empoderamiento y sanación,  tenemos a tu disposición el CURSO ONLINE: INTRODUCCIÓN AL USO DEL HUEVO VAGINAL.

Y si quieres adquirir tu huevo vaginal, puedes hacerlo desde la TIENDA o escribiendo a femeninointegral@femeninointegral.com

Deseo que esta guía te este resultando útil y como siempre te agradezco cualquier comentario, duda o aporte que gustes compartir. Si te ha gustado y/o servido te agradezco compartas esta entrada para ayudarme a que llegue a todas las mujeres posibles.Recuerda que… ¡Juntas, crecemos!

Femenino Integral – Escuela online de transformación

Huevo vaginal: ¿Que tipo de cristal y/o mineral es el adecuado?

La semana pasada te contaba en esta entrada, que muchas mujeres me compartían sus dudas e inquietudes a la hora de escoger su huevo vaginal. Ahí te conté que lo mas importante para mi a la hora de decidirme, era dejarme guiar por mi intuición, por mi sabiduría interna.

Ademas, te contaba que tengo tres puntos clave que pueden servirte de guía a la hora de decidir. Así que vamos a empezar por ver que tipos de minerales podemos usar para nuestras joyas intimas.

La variedad de minerales que podemos encontrar actualmente es muy abundante. Existen huevos yoni de muchas variedades de minerales, aunque son solo algunos de ellos, los que personalmente uso y recomiendo (en próximas entradas os iré contando sobre las propiedades de cada uno de ellos, ¡seguid atentas!)

La elección del tipo de cristal es algo totalmente personal e intuitivo como ya te había dicho, y aunque muchos de ellos son seguros para uso intra-vaginal, algunos pueden resultar tóxicos, especialmente usados en largos periodos de tiempo (en otro momento te compartiré también mi lista personal de minerales tóxicos vía interna).

Las enseñanzas taoistas usan tradicionalmente tres tipos de huevo vaginal: el jade, la obsidiana y el cuarzo rosa. Si no tienes ni idea de por donde empezar con esta practica de forma segura, tal vez esto, puede servirte como referencia de una practica saludable y segura usada durante miles de años. Independientemente de si decides decantarte por uno de estos huevos o por otro diferente, asegúrate que es un mineral adecuado para tal fin observando:

  • Que sea un huevo de calidad, sin grietas, cortes o superficies estriadas, porosas o desgastadas que puedan lastimar tu vagina.

  • Que su dureza sea adecuada para uso intra-vaginal. Ya que existen minerales como, por ejemplo, la selenita, que se deshacen en contacto con fluidos y otros, como la serpentina, que pueden no soportar el tratamiento de limpieza con agua y sal, perdiendo calidad. Una buena regla de oro para esto, es asegurarte que supera el 6,5 de dureza en la escala de Mohs.

  • Que no sea toxico vía interna (como por ejemplo la malaquita, el lapislazuli, u otros minerales que pueden presentar inclusiones de metales tóxicos).

  • Que su proceso de fabricación no incluya el uso de productos químicos agresivos, colorantes y/o rellenos artificiales.

  • Algunos que puedes usar con confianza, asegurándote su calidad con el vendedor son el cuarzo cristal, la amatista, el cuarzo rosa, los jaspes, el jade, la obsidiana…

Los huevos vaginales son herramientas sagradas para nuestra salud, bienestar y espiritualidad. Su practica nos ayuda a entrar en contacto con nuestra guía interna, nos enseña a dejarnos guiar por nuestra intuición para iniciar este camino de re-encuentro con nuestro ser esencial, ayudándonos a construir una relación de confianza con nuestro cuerpo y con nosotras mismas.

Si quieres saber mas sobre los diferentes huevos vaginales y como usarlos como herramienta de transformación, empoderamiento y sanación, tenemos a tu disposición nuestro CURSO ONLINE: INTRODUCCIÓN AL USO DEL HUEVO VAGINAL. Nos acompañas?

Y si quieres adquirir tu huevo vaginal, puedes hacerlo desde la TIENDA o escribiendo a femeninointegral@femeninointegral.com

Como siempre, te agradezco cualquier comentario o aporte que gustes compartir. Recuerda que… ¡Juntas, crecemos!

Si te ha gustado y/o servido esta entrada, ayúdame a que llegue a todas las mujeres posibles compartiéndola!

Femenino Integral – Escuela online de transformación

Un minuto de atención plena

Es habitual en nuestro día a día encontrarnos inmersas en el acelerado ritmo que vivimos la vida… constantemente pensando en aquello que ya fue o todavía esta por suceder… soñando una vida que ya se fue o que nunca sucedió… y perdiéndonos realmente el estar vivas aquí y ahora, disfrutando cada pequeño instante.

Uno de los regalos que intento hacerme a mi misma cada día es detenerme por un instante, darme una respiración y un momento para solo observar con simpleza, presencia, disfrute y belleza el momento presente.

¡Te invito a regalártelo! Párate un segundo. Respira profundo y solo observa… atenta, en pura presencia… ¿Que sucede en tu momento? ¿Que ves? ¿Que escuchas? ¿Que tocas? ¿Que hueles? ¿Que agradeces de este maravilloso instante lleno de vida?

¡Cada día de tu vida esta lleno de infinitos regalos que experimentar y gozar! Párate, respiralos y disfrútalos. ¡Vive!

Y tu… ¿que practicas de auto cuidado realizas? ¿que técnicas sencillas de meditación, respiración y/o atención plena practicas? ¿Te gustaría conocer mas de las que yo uso y/o conozco? Te invito a compartir con nosotras tus experiencias y/o herramientas.

Recuerda… ¡¡¡Juntas, crecemos!!!

Femenino integral – Escuela online de transformación

¿Cómo elijo mi huevo vaginal?

En entradas anteriores ya hemos visto qué son los huevos vaginales y algunos de los principales beneficios terapéuticos que podemos obtener con su practica. Actualmente contamos con un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir nuestro huevo vaginal de cristal, pudiendo resultar en ocasiones un poco confuso y/o abrumador. Sois muchas las mujeres que me habéis consultado con respecto a esto, así que he decidido realizar esta serie de entradas con mis tres puntos básicos a tener cuenta a la hora de escoger nuestro huevo vaginal. Estos tres puntos básicos son:

¿Que tipo de cristal y/o mineral es el mas adecuado?

¿Que tamaño es el correcto?

¿Utilizo un huevo perforado o sin agujero?

En las próximas entradas iré desarrollando mi visión sobre cada uno de estos tres puntos por si puede servirte de ayuda a la hora de elegir; pero, para empezar, déjame contarte que la principal fórmula para mí a la hora de escoger tu huevo vaginal, es que te dejes guiar por tu intuición, por tu sabiduría interna y por ese huevo por el que te sientes atraída aun sin saber muy bien porque.

Tod@s somos intuitivos por naturaleza, así que te invito a que te pares durante unos minutos y tomes unas respiraciones profundas, siendo totalmente consciente del aire entrando y saliendo por tu nariz. Esto ayudará a que tu mente se enfoque en tu cuerpo físico y sus necesidades. Ahora, pregúntate… ¿Que necesita mi cuerpo en este momento? y solo permítete escuchar la respuesta. Mantente atenta a cualquier cosa que suceda adentro tuya. Puedes oír algo como amor, contención, alegría, sanación, descanso… ver algún color que para ti tiene un significado en concreto… puede surgir algún pensamiento… cada una tenemos nuestra forma única de percibir… así que cualquier cosa que surja, no la juzgues como correcta o incorrecta, solo mantente escuchando muy atenta a tu cuerpo y déjate guiar por tu sabiduría interior. ¡Tu tienes las respuesta!

Si leyendo surge en ti la inquietud y quieres saber mas sobre los diferentes huevos vaginales, o si quieres saber todo sobre como usarlos como herramienta de transformación, empoderamiento y sanación, tenemos a tu disposición el CURSO ONLINE: INTRODUCCIÓN AL USO DEL HUEVO VAGINAL.

Y si quieres adquirir tu huevo vaginal, puedes hacerlo desde la TIENDA o escribiendo a femeninointegral@femeninointegral.com

¡Te agradezco cualquier comentario o aporte que gustes compartir! Recuerda que… ¡Juntas, crecemos!

Si te ha gustado y/o servido esta entrada, ayúdame a que llegue a todas las mujeres posibles compartiéndola!

Femenino Integral – Escuela online de transformación

Auto cuidado femenino: Como maternarnos a nosotras mismas

El principio masculino y el principio femenino son energías inherentes a hombres y mujeres por igual. Ambas, están adentro nuestra, y solo la conciencia y manifestación de ambas en equilibrio es lo que nos acerca al bien-estar integral.

La energía femenina tiene que ver con la mirada interior: nuestras emociones, nuestros sentidos, el estar presente en nuestro propio cuerpo, el placer, la ciclicidad natural, la inspiración, la intuición, la creatividad, la receptividad, el potencial… La energía masculina es la que nos permite ir hacia el exterior: es la acción, la manifestación, la individualidad, el logro o éxito, el reconocimiento, la seguridad, la protección, los límites…

Nuestra sociedad actual, tiene sus cimientos sobre la creencia de que el principio masculino es más importante o está por encima del principio femenino, lo que nos lleva a una sociedad en desequilibrio. De esta forma, nos encontramos orientados totalmente hacia fuera, hacia la consecución de objetivos y metas, hacia el reconocimiento y éxito, hacia la continua producción, hacia la falsa seguridad lograda por la competición y/o el control, a sentirnos tensas, impacientes, neuróticamente ocupadas, continuamente preocupadas, pensando en lo “pendiente” y altamente dependientes de cómo actúa, siente o piensa el otro sobre nuestra propia persona.

Esta dinámica de atender y anteponer al exterior permanentemente (trabajo, hij@s, proyectos, pareja, casa…), nos lleva a forzarnos por cumplir una serie de estándares sociales externos, a estar permanentemente ocupadas y/o atareadas con mil cosas diferentes. El principio del deber anteponiéndose al principio del placer. Y así, nos olvidamos y nos alejamos cada vez mas de nosotras mismas, de nuestros cuerpos, de nuestro auto cuidado o maternaje, del verdadero centro de nuestro propio ser.

Seguro que más veces de las que recordamos, nos hemos planificado con el firme propósito de cambiar esta situación creando mas espacios para nosotras mismas…  pero poco a poco, y con más facilidad de la que nos gustaría, vemos como este propósito se va disipando y volvemos a experimentarnos apuradas, frustradas, tristes, cansadas, tensas y estresadas.

Y es que las mujeres tenemos grabado bien profundo adentro de nuestros cuerpos creencias que nos colocan permanentemente en la función de eterna cuidadora, de sacrificio continuo, de estar siempre a disposición del otro, de anteponer sus necesidades a las nuestras, de sentir miedo por decir NO, de negociar con nuestros valores, de tolerar lo intolerable y hacer todo esto con una sonrisa permanente. Y esto no acaba aquí, ya que en caso de no cumplir alguno de estos “mandatos”, nos sentimos obligadas a sentirnos mal (mala mujer, mala madre…), egoístas, culpables por pensar en nosotras mismas… ¿Te reconoces?

¿Y qué podemos hacer para cambiar y abandonar esta dinámica? Equilibrarnos, comprometiéndonos con nuestra energía femenina, con nuestra naturaleza cíclica, con nuestra madre nutricia interna.

Para empezar te invito a observarte sin ningún tipo de juicio y/o expectativa. Simplemente detenerte, acercarte a tu propio ser, respirar profundo y atreverte a preguntar y responder desde la más pura y amorosa honestidad para contigo misma… ¿Qué haces para sentirte amada? ¿Qué haces para cuidar tu cuerpo, mente, emoción y alma? ¿Cuáles son tus límites? ¿Cómo te sientes en tu propia piel? ¿Eres consciente de desde donde tomas tus decisiones? ¿Sabes cuáles son tus valores? Y simplemente deja que tus respuestas surjan.

Es posible que tu respuesta para estas preguntas sea poco o nada, que no tengas ni idea de donde están tus límites, cuáles son tus valores o desde donde tomas tus decisiones; y que la sensación de volver a habitar tu piel no sea demasiado agradable. Si es así, y has tenido el valor de reconocerlo, ¡¡enhorabuena!! Ese es el primer paso para la transformación. Simplemente deja que esta sensación inunde tu cuerpo, acéptala adentro tuya y toma la decisión consciente de empezar a caminar hacia tu propio maternaje. Para ello, empieza por responder… ¿Qué necesitas del otro para sentirte amada? ¿Cómo te sientes cuidada en los diferentes aspectos?

Tanto si has respondido con anterioridad como si estas respondiendo estas últimas preguntas, obtendrás una lista con los puntos de acción que te hacen sentirte amada, cuidada y respetada; y que a partir de ahora, puedes empezar a hacer conscientemente por ti misma. No quieras abarcar todo a la vez, escoge una o dos de las que creas/sientas que te resultaran más sencillas y ponlo en práctica ahora. Comprométete a ello. ¿Qué puedes hacer ahora para cuidarte, nutrirte y amarte? ¿Qué haces ya para maternarte? ¿Qué puedes hacer para mejorar en tu auto cuidado?

Si te apetece, deja tus comentarios. Estaré encantada de leerte y recibir tus aportes. Juntas… crecemos!