Un minuto de meditación para tu auto-cuidado

Sin importar todas las ocupaciones que tengas hoy, te invito a encontrar, aunque sean solo unos segundos para ti misma.

Estoy segura que puedes encontrar un tiempo para pararte, respirar profundo y escuchar tu sabia voz interior. Y este sencillo acto te invita a ser tu propia prioridad. Y no, no eres egoísta, no es tiempo perdido y no es innecesario. Mas bien todo lo contrario. Estar en armonía, conexión y bienestar contigo misma, te permite irradiar todo esto a tu exterior.

Así que, aunque sea solo por hoy, tomate un tiempo para ti misma. Permítete unos segundos tan solo para cuidarte, conectarte con tu interior y disfrutar de un tiempo de plena presencia, descanso y armonía. Para ello, busca un lugar en el puedas estar tranquila durante unos minutos, ponte cómoda y toma unas cuantas respiraciones profundas en tu vientre. Inhala por la nariz mientras tu vientre se contrae. Exhala por la boca largo y con sonido y deja que tu vientre se infle. Permanece con la atención en el movimiento de tu vientre y en tu respiración tan sólo durante unos minutos. Incluso un sólo minuto de esta respiración consciente puede cambiar por completo tu día.

Experimentalo en tu cuerpo. Observa como te hacen sentir, tan solo unos segundos o minutos de atención plena sobre tu cuerpo y tu respiración; y si sientes que es bueno para ti y para mejorar tu vida, haz mas de ello!!! Practica el auto-cuidado diario y date la oportunidad de convertirte en la mujer exitosa que eres.

¿Lo practicaste? ¿Me cuentas como te fue?

Juntas, crecemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *